Si compras antes de las 13h se enviará hoy
ENVIO GRATIS PARA TODOS LOS PEDIDOS
INICIAR SESIÓN INICIAR SESIÓNRegistrarse



¿Has olvidado tu contraseña?



INICIAR SESIÓN

Disculpa, tu dirección de email o contraseña es incorrecta

Tu cesta está vacía

SUB TOTAL
0,00€
Bienvenido a nuestro blog

5 Tips para combatir el estrés en el trabajo a la vuelta de vacaciones

5-tips-para-combatir-el-estres-en-el-trabajo-a-la-vuelta-de-vacaciones

Para muchos de nosotros ha llegado la hora de volver al trabajo después de las vacaciones y puede ser difícil coger el ritmo de nuevo y volver a la rutina, lo que puede provocar que en algún momento experimentemos  estrés en el trabajo. Si al acabar la jornada te sientes cansado y tienes la sensación de que no hay suficientes horas al día para abarcar todo lo que tenías pensado hacer, entonces es posible que estés sufriendo de agotamiento.

Además, como los días empiezan a ser más cortos es común sentirse un poco deprimido o desanimado,  lo que incrementa los niveles de estrés.

Afortunadamente, hay muchas maneras de combatir el estrés en el trabajo. El primer paso es identificar los síntomas del estrés y reconocer que ciertas cosas están fuera de tu control. Por lo que es muy recomendable tratar de concentrarte en completar únicamente aquellas tareas que están dentro de tu control.

Síntomas de estrés en el trabajo más comunes:


• Sentirse ansioso o irritable
• Pérdida de interés o motivación
• Incapaz de hacer frente a tareas sencillas
• Desórdenes del sueño
• Falta de concentración
• Dolores de cabeza o dolor de espalda
• Aislamiento social
• Sensación de que su trabajo no es reconocido
• Culpar a otros por sus errores
• Sentirse decaído y estar más expuesto a contraer un resfriado o gripe con facilidad

Si te sientes identificado por algunos de estos síntomas, te sugerimos que pruebes a seguir estos pasos que te ayudarán a aliviar el estrés laboral.

Cómo aliviar y combatir el estrés


1. Toma decisiones en cuanto a tu estilo de vida para reducir el estrés

Elige lo más conveniente para ti:

Una de las maneras más efectivas de reducir el estrés es tomar decisiones de vida saludables. De hecho, los estudios  muestran que los niveles de estrés aumentan cuando se sabe que sus opciones de estilo de vida no son saludables y lo más convenientes para ti.

Retoma tu rutina de ejercicios:

Hacer ejercicio con regularidad es importante para mantener el cuerpo y la mente en forma y por la liberación de endorfinas que nos ayudan sentirnos  bien, libera las tensiones y es efectivo para aumentar la productividad.

Dieta sana y equilibrada:

Otra opción para aliviar el estrés es comer una dieta equilibrada rica en alimentos antioxidantes. Esto no significa evitar comer todos los alimentos que te encantan, simplemente tómalos con moderación.

Un buen descanso nocturno es esencial:

Los trastornos del sueño es a menudo una señal muy clara de altos niveles de estrés - mantener la habitación lo más oscura posible, evitar las distracciones, tales como ordenadores portátiles o la TV, y añadir unas gotas de aceite de lavanda en la almohada para calmar la mente a la hora de acostarse, puede ayudarte a conciliar el sueño.

2. Organiza bien tu jornada de trabajo

Prioriza tus tareas y delega:

Si te sientes estresado, es importante no comprometerte en exceso. Prioriza las tareas con plazos razonables. El agotamiento es a menudo el resultado de mucho trabajo, así que asegúrate de delegar aquellas tareas que no son tan imprescindibles.

Tómate un descanso:

Además, trata de identificar los factores desencadenantes y reconoce rápidamente cuando te sientes estresado. Tome un descanso cuando sientas una oleada repentina de ansiedad y utilizar ejercicios de respiración profunda para relajarte y aliviar la ansiedad. Mucha gente dice que el tráfico por las mañanas es la parte más estresante de su jornada de trabajo, así que asegúrate de tomarte el tiempo suficiente tiempo para que llegar al trabajo sin prisas.

3. Mejora tu Inteligencia Emocional

El pensamiento positivo no siempre parece tan importante, sin embargo puede convertirse en una gran diferencia. Si sientes que las cosas se te escapan de las manos y nos sabes cómo gestionarlo, puede ser de ayuda encontrar a alguien para hablar de ello y pedir apoyo.

Crear relaciones en el entorno de trabajo ayuda a tener una actitud positiva, relacionarte con los demás y compartir anécdotas con ellos te ayudará a recargar pilas.

También es importante ser consciente de sí mismo haciéndote cargo de tus emociones y de tus actos. Esto te ayudará a resolver los conflictos de manera positiva, a construir confianza entre tus compañeros de trabajo, y asegurarse de que no hay ambiente tenso y negativo. Utiliza el humor cuando sea apropiado para liberar el estrés y la tensión reprimida.

4. Rompe con los malos hábitos

Sé más flexible, organízate y crea tu espacio de calma

El perfeccionismo es una causa común de estrés - cuando intentas tomar el control de todas las situaciones, automáticamente te creas cargas innecesarias que consumen tu tiempo, tus pensamientos y tu energía. Trata de dar un paso atrás y delega aquellas tareas que otras personas pueden llevar a cabo.

Asimismo, el desorden y la desorganización también pueden agravar el estrés. Si tienes tendencia a ser desorganizada o desorganizado en el trabajo,  procura evitar el desorden, ordena tu escritorio o área de trabajo.  En casa, tira o recicla la ropa que no utilizar durante más de una año o aquellos trastos viejos que ocupan sitio y no sirven para nada, tales como llaves, teléfonos y zapatos.

Los lugares de trabajo son a menudo ambientes ruidosos y  además con una elevada exposición a aparatos electrónicos, con lo que puede ser difícil conseguir tiempo de silencio de calidad. Esta constante exposición al ruido puede poner en peligro  tu capacidad para pensar y llevar a cabo con eficacia tu trabajo, por lo que tomarse tan sólo diez minutos al día para sentarse en silencio y hacer unos ejercicios de respiración, pueden ser muy efectivos para evitar el estrés y la ansiedad.

5. Considera la posibilidad de tomar un suplemento

Hay muchos complementos nutricionales que pueden ayudar a tratar el estrés laboral, de los cuales el complejo de vitamina B es uno de los más populares. La vitamina B no es sólo una, sino un grupo de ocho vitaminas, cada una de las cuales ayudan a cuidar del cuerpo y de la mente.

Las vitaminas B ayudan fundamentalmente a mantener el cuerpo funcionando como una máquina bien engrasada y son esenciales para convertir los alimentos en energía y mantener el equilibrio de los neurotransmisores.

Cuando el cuerpo está estresado utiliza mayor cantidad de  vitamina B, y si los niveles de vitamina B se agotan, agrava el estrés. Algunos alimentos ricos en vitamina B son los plátanos, el pescado y las verduras de hoja verde. Para la gestión del estrés, busca un suplemento de vitamina B que contenga las ocho vitaminas B.

Prueba a incorporar algunos de estos pasos en tu rutina diaria para evitar el estrés y el agotamiento laboral.
 


Otros artículos relacionados:

Vitaminas B para el cerebro
¡Prepárate para volver a la rutina!

 

Deja un comentario sobre este artículo

Dirección Email
Nombre
Comentarios


Comentarios

Atención: Las opiniones expresadas a continuación corresponden a los clientes de Simply Supplements. Simply Supplements no se responsabiliza de dichas opiniones, ni deben ser consideradas como consejo médico.

Sé el primero en comentar
 800 810 777
Simply Supplements Facebook
Simply Supplements Twitter
Simply Supplements Instagram
Simply Supplements Pinterest
Simply Supplements Google+
Simply Supplements Blog
Simply Supplements YouTube




© SimplySupplements™ 2018   Todos los derechos reservados

Show Bottom Menu
MÁS +

payment options
top of page